"El que ve inacción en la acción y acción en la inacción

es el sabio entre los hombres" Bhagavad Guita

18 enero, 2013

¿Cómo meditar?

Encontramos infinidades de formas de meditar sea para cualquier nivel de aprendizaje.

Puede haber unas mejores que otras, pero en definitiva depende en como uno se sienta más cómodo, y sobre todo en las ganas del practicante en desarrollar la Meditación y en la constancia con que la práctica. Se habla que cuando nos adentramos en la Meditación, descubrimos un maestro interno que nos guiará de la mejor manera por los caminos adecuados a nuestra persona.

Escuchar audios de meditaciones guíadas puede ayudarlo en un comienzo, pero lo ideal es ir acostumbrándose a hacerlo en silencio.

Veamos ahora recomendaciones que se repiten en la mayoría de escuelas y maestros.

Los mejores horarios son al amanecer y en el crepúsculo, pues se sabe por experiencia, que en estos horarios uno se siente más relajado.

Si bien hacerlo a la mañana como primera actividad, existirán más posibilidades de encarar el resto del día de mejor manera, con más energía, y con más ganas de volver a practicar en el resto del día.

La previa.

Creo que la preparación para la meditación es parte de ella y aquí radica el éxito de nuestras prácticas, pues en la preparación encontraremos la relajación apropiada para comenzar.

Aseo, ropa cómoda, lugar ordenado y limpio, respirar aire puro, estiramiento y una mentalidad de certeza de que vamos a disfrutar, de esta forma transformamos el momento en un ritual y nos sentimos agradecidos por el regalo que nos estamos haciendo.

Postura. 

Simplemente, siéntase cómodo, intente mantener la espalda recta y evite posturas que podrían hacerlo dormir. Con la práctica conocerá las posturas recomendadas para adoptar la que mejor le resulte.


Utilice una alarma o temporizador para no distraerse pensando en el tiempo, y comience con pocos minutos, ya los irá aumentando por voluntad propia, 1 o 2 minutos para empezar está bien.

Recuerde que lo importante es la constancia, es preferible meditar un minuto con alegría todos los días que meditar 20 minutos una semana y abandonar.

Si un día no puede prepararse, encuentre un minuto en cualquier momento del día y dedíqueselo a la meditación, y no piense en si lo hace bien o mal, el dedicarse ya está bien, le va a enseñar, y va a progresar.

Una vez en postura, no piense en los resultados ni en expectativas. Manténgase relajado y no peleé con la mente ni quiera controlarla.

Comience a enfocar su atención en algo, puede ser su respiración o visualizar un punto en su mente y mantenerse en él hasta verlo agrandarse y con más claridad, cuando le asalten pensamientos puede pensar que esta en el fondo del mar y que se desprende de ellos en las burbujas que desaparecen en la superficie.

Cuando el tiempo acabe, no piense en si lo hizo bien o mal, agradezca de que haya dedicado un tiempo a la Meditación y de que está progresando. Su día continuará en más paz.

Meditar se aprende meditando.

En los siguientes enlaces encontrará parte de la fuente de este artículo e información de calidad para nutrirse mucho más de las posibilidades de mantener una meditación efectiva.




Enlaces de "Vivir en Meditación":


3 comentarios :