"El que ve inacción en la acción y acción en la inacción

es el sabio entre los hombres" Bhagavad Guita

experiencias

En esta sección recopilaremos las experiencias vividas en todo el proceso de progreso hacia la Meditación. 

El fin de esta sección es encontrar situaciones que se parezcan a las experiencias del practicante para despejar todo sentimiento de soledad durante el aprendizaje.

A continuación expongo algunas de las experiencias más comunes.  


Distracción

        Es lo que parece perseguir al practicante e impide mantener una Meditación continua, parece una fuerza involuntaria que se empecina en interrumpir la concentración, y puede llegar a ser frustrante al sentir que no se puede controlar. Se puede empezar correctamente la Meditación y en un momento dado nos damos cuenta que la mayor parte de la Meditación estuvimos pensando en cualquier cosa del mundo, en el pasado o en alguien. Es normal y sucede hasta en el practicante avanzado. Darse cuente de esta distracción debe ser una alerta para volver inmediatamente a la Meditación y agradecer por haber sido capaz de reconocerla, recogeremos solo los instantes en que pudimos entregar todos nuestros pensamientos para la fluidez de la Meditación, y descansaremos en la certeza de que irán en aumento gracias a los momentos de quietud, ya que por los regalos y sensaciones cada vez más reales y sanadores, se hará mas fácil permanecer y así disponernos a vivir una vida en completa Meditación. No importa que en toda la Meditación haya sido solo distracción, habrá sido un paso al desarrollo de la Meditación, pues la práctica no puede hacer otra cosa que enseñar para avanzar, y nos alegraremos cuando tengamos una fuerte experiencia sin haberla esperado. La Meditación sabe cuando va a manifestarse, solo espera el momento apropiado.  



Impaciencia

       Estar haciendo lo correcto pero la Meditación no se manifiesta con las sensaciones esperadas. Nos concentramos, hacemos nuestra técnica de Meditación de una forma precisa y sin embargo no alcanzamos la profundidad esperada, no entendemos porqué. Pero aquí juega un papel primordial el deseo de manifestación en un corto lapso, ya sea por falta de tiempo o por querer subsanar rápidamente algún pensamiento perturbador. Perdemos un pilar de la Meditación que es la paciencia, ser pacientes con alegría por estar seguro del resultado. Si el tiempo se nos acaba, terminamos la Meditación suavemente y agradecemos por haber avanzado en el aprendizaje y por los regalos que seguiremos recibiendo  



 Miedo

        Aunque esto puede crear confusión, creo que es una buena manifestación, ya que es el testimonio de nuevas fuerzas y energías que al ser desconocida pueden parecer miedo, este síntoma es la apertura al universo de la Meditación, si el miedo aparece, no trataremos de terminar bruscamente la Meditación, sino q salimos suavemente, con la certeza de que será comprendida, y que las energías y el poder de la Meditación serán acomodadas según nuestra persona par que las lleguemos a comprender en su totalidad.  
 


Energía

      La energía ya no es miedo sino que tenemos la sensación de poder controlarla, aumentarla y llevarla hasta donde queramos, cuando sentimos la energía vemos la realidad de la Meditación, pues sentimos en como fluye por todo el cuerpo hasta que puede llagar a moverlo por su propia cuenta e ir más allá de el, ya no hay dudas de que nos pertenece, que sobrepasa los límites del cuerpo y de que puede ser compartida con el mundo en su totalidad.



Visiones

       Imágenes que nos llegan como un recuerdo pero de las cuales no conocemos en el mundo, traen consigo aromas relajantes y formas que parecen encajar en nuestra mente dando la sensación de conexión y con ello el éxtasis de alcanzar la compleción como seres infinitos e inmortales.



Unión

         La consecución de la paz, el reconocimiento del ser único que somos. Aquí desaparece toda pequeñez e inseguridad, no hay nada de que temer, pues al serlo todo, nos unimos al creador y no hay fuerza que no seamos nosotros mismos y nada puede socavar nuestra decisión de gozar del todo y de la expansión como único movimiento posible, explotando de grandeza en cada unión con cada una de las energías que conectan y nos transforman en co-creadores junto
a la Meditación misma.